formularioHidden
formularioRDF
Login

Regístrate

O si lo prefieres...

 

Panel Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.

Centro de Conocimiento > abp

visualización

facetas

16 resultados

Esteban Llorens

 

"Trabaja actualmente en el IES Mare Nostrum de Málaga como profesor de Filosofía. Jefe del Departamento de Formación, Evaluación e Innovación Educativa. Fue asesor durante 8 años en el Centro del Profesorado de Málaga. Tiene tres intereses profesionales:

 

1º Dar clase, naturalmente,  Utiliza un LMS (Moodle) para colocar los recursos y un blog por alumno para recoger el trabajo.(enlace). Imparte desde ESO hasta segundo de bachillerato. La metodología, la va cambiando, según el grupo, desde el ABP más puro hasta mini ABP con exámenes casi tradicionales. Una de las líneas de trabajo que más le gusta, en este sentido, es la reutilización de proyectos del alumnado a través de niveles y promociones. Para ello, organiza los blogs del alumnado con la herramienta Pearltrees (enlace). Las observaciones de clase las toma con iDoceo y Additio. Suele resumir su trabajo (el día a día está en Moodle), unas pocas veces al año, en www.humanidadesdigitales.es

 

2º Participar como ponente en cursos de formación. Desde cuadernos digitales hasta ABP, y utilización de tablets en el aula (enlace), pasando por 'curación de contenidos' con herramientas como Diigo , e inversión de clases con Explain Everything

 

3º Escribir sobre organización educativa en www.sistemaeducativo.es. Aquí es donde opina sobre cómo se podría cambiar el mundo educativo :-), si sustituimos inercias normativas, culturales y organizativas por innovación y coraje para intentarlo.

 

Le gusta ser admin de artefactos digitales, en particular:

La web de su centro www.institutomarenostrum.es

Su aula virtual http://www.institutomarenostrum.es/aulavirtual2/

Su intranet de gestión http://institutomarenostrum.es/intranet/login.php

Así como Google Apps Education para su centro

Participa en redes sociales mediante https://twitter.com/estebanllorens "

 

SOFTWARE EDUCATIVO Y ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

 

por   Ene 14, 2017

 

Los que llevamos un tiempo en este sistema, recordamos con facilidad unos cuantos chascos de la administración educativa eligiendo o encargando software para aplicar en el aula y su entorno. Desde la plataforma Helvia hasta las tablets Dispositivo de aula (DDA), pasando por Colabora. Seguro que la comunidad docente más inquieta  encuentra decenas de anécdotas donde el software educativo  y felicidad no van de la mano (consultar twitter una tarde cualquiera 🙂 )

 

Esto está ocurriendo de nuevo una y otra vez; no es un problema de quienes son responsables políticos concretos, ni de que tengan más o menos conocimientos técnicos sobre el tema que traen entre manos. Estoy seguro de que dedican mucho esfuerzo y tiempo a hacerlo lo mejor posible. Es un problema, creo, más estructural. Por la misma razón que la administración pública no puede dedicarse a fabricar PCs tampoco le va bien cuando encarga institucionalmente software o empaqueta distribuciones educativas. La eficiencia y la proximidad a los problemas se pierden entre decenas de despachos hasta llegar a resultados que desesperan al profesorado cuando tiene delante el software.

 

Sin embargo, no tiene por qué ser así. Como ejemplo, podemos centrarnos en dos categorías de software educativo a los que a nadie le gustaría renunciar: plataformas educativas, y cuadernos del profesorado.

 

Es estimulante ver el desarrollo de aplicaciones como iDoceo, Additio, Edmodo, etc;  tanto como frustrante ver cómo la administración intenta poner trabas a la formación sobre algunas de estas aplicaciones

 

Es verdad que apps oficiales como iSéneca y iPasen van mejorando, pero nunca van a llegar al nivel de desarrollo de las anteriores. Y ,además, ni siquiera tienen la misma misión; dicho de otro modo, el usuario al que se dirigen es completamente distinto. Por una parte iSeneca es perfecto para el docente que quiere tener alumnado y todos sus datos ya precargados sin necesidad de ningún tipo de ‘trasteo’ técnico. Sin embargo, hay docentes a los que nos gusta experimentar añadiendo imágenes, audio, vídeos, cálculos complejos, planos de clase y un largo etc de funciones increíbles que ofrecen estas nuevas aplicaciones.

 

Desde la administración hasta el docente novel que acaba de entrar en el sistema educativo, todo el mundo sabe que no podemos pedir a la administración este tipo de aplicaciones. No es por competencia técnica ni por presupuesto. Es la misma razón estructural por la que una administración educativa no puede diseñar aplicaciones para editar vídeos o para diseñar mapas conceptuales. No es ni puede ser su misión.

 

Vayamos con la seguridad. A menudo, nos dicen que la razón para diseñar o encargar software educativo desde la administración es la seguridad.

 

De acuerdo, hay anotaciones cuantitativas y cualitativas sobre alumnado en nuestros cuadernos digitales, como los hay en los cuadernos tradicionales de papel (que, por cierto, ni siquiera se protegen con la contraseña 1234 🙂 ) Todo esto es cierto, pero no sólo hay notas de calificación en los cuadernos digitales de aplicaciones portátiles. También las podemos encontrar en Moodle, en Classroom (Google), en EDpuzzle, etc. ¿También los va a prohibir la administración educativa? ¿enviará mensajes a los CEPs pidiendo que no se hagan formaciones explicando cómo calificar en estas aplicaciones?

 

Creo, sinceramente, que es poner puertas al campo tanto en el fondo como en la forma. Si no hay formación sobre estas aplicaciones, los docentes se autoformarán por su cuenta (ya son numerosos los seminarios on line que ofrecen estas aplicaciones), o peor, tendremos Centros del profesorado que ‘escondan’ estas formaciones para no llamar la atención de la administración central.

 

Y todo esto duele especialmente, cuando vemos parte del profesorado más inquieto (véase colaboración @rosaliarte con iDoceo google Classroom EDpuzzle) trabajando codo con codo con desarrolladores que manifiestan un talento inédito en las empresas que hasta una década se acercaban al sector educativo: aburridas editoriales o vendedores de rotuladores 🙂

 

La administración no puede navegar contra la corriente de la innovación de numerosas aplicaciones que están despertando metodologías maravillosas, pero enterradas entre el polvo pedagógico, excepto para unos pocos iniciados.

 

Sigamos con la seguridad, ¿de verdad que tener un 5 en un parcial de Platón asociado a Juan Pérez Pérez es un dato digno de atención para los hackers? Los que nos comunicamos con regularidad con el alumnado por email, repetimos como un mantra que todo lo que no esté en el programa oficial Séneca no es vinculante ni compromete a nada. Es sólo orientativo. La administración hace bien en asegurar de mil maneras el acceso a las notas oficiales que firma el profesorado. Eso sí es compromiso, el resto no tiene ningún valor oficial.

 

Si lo miramos desde esta perspectiva, la administración debería ‘laisser faire’ y copiar el buen hacer que tienen ya los emprendedores educativos que contactan con el profesorado más inquieto.  El desarrollo de software educativo ‘por encargo’ de los responsables políticos sólo conduce a resultados muy básicos que, si bien tienen su público, impuestos como única alternativa, suponen un obstáculo para llevar la creatividad al aula.

 

Es cierto que hay un riesgo real al poner calificaciones en plataformas on line o aplicaciones locales de nuestro móvil o tableta. Sin embargo, sabiendo que se han tomado (y se tomarán) notas sobre nuestro alumnado fuera de Séneca , ¿Vale la pena poner obstáculos a la evaluación mucho más imaginativa que permiten las TIC en nombre de la seguridad sobre anotaciones inocuas desde el punto de vista de los registros oficiales?

 

Ojalá que en el nuevo 2017 la administración encuentre espacios donde debatir estos temas con el usuario final de todas estas aplicaciones: la comunidad educativa en general, y el profesorado en particular.

 

...

José Blas García Pérez

 

Es Maestro y Licenciado en psicopedagogía por le UMU. Máster en Educación y Comunicación Audiovisual por la UNIA.

 

En la actualidad  ejerce como maestro  en las Aulas Hospitalarias del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, de Murcia y como Profesor Asociado al Departamento de Organización Escolar en  la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia

 

Colaborador activo en los proyectos colaborativos HangoutEDU, Tertulias con Sabor a Chocolote, INED21

Administra el blog Transformar la Escuela

 

Las emociones en educación me importan y persigue hasta la extenuación los principios de equidad y calidad en el sistema educativo: Una escuela para todos, donde todos permanezcan, progresen y promocionen con independencia de su situación y características personales es la revolución pendiente.

 

EN EDUCACIÓN, LA INCLUSIÓN ES EL GRAN DESAFÍO

 

domingo, 13 de noviembre de 2016 -

 

No es nada original este reto, Sé que se trata de una vieja aspiración. Que hace años que el concepto inclusión sobrevuela por nuestras escuelas, nuestras leyes y nuestro acervo docente. Pero, al mismo tiempo, también observo, con mucha desesperación, que la inclusión todavía no ha aterrizado en las escuelas.

 

123RF-Autor: Alexmillos

 

Recorrido: de la integración a la inclusión

 

Supuestamente la inclusión ha venido a sustituir el paradigma anterior: la integración. Una perspectiva que suspuso un gran salto cualitativo en la atención un buen número de niños y niñas en edad de escolarización obligatoria. Para los niños y adolescentes que poseían alguna discapacidad se decidió, por ley -y sin consulta prevía-, que se integraban en los colegios que les correspondía por escolarización ordinaria. La integración se hizo con muchas lagunas. El propio ámbito educativo. a priori y por definición, integrador, lo que hacía era convertirse en un discriminador  porque continuaba tratando a los niños que se iban integrando, al sistema llamado ordinario, como especiales. 
Con una integración mál asentada, llegó la inclusión. De nuevo, con muy poca reflexión, se sutituyó en todo el sistema educativo  como sinónimo de integración. Integración e inclusión como una misma forma de entender la diversidad en la educación: nos centrábamos en la deficiencia del alunno en vez de observar sus capacidades. Una vez más nos equivocamos. Pensábamos que al cambiar la denominación, mágicamente, cambiaríamos las prácticas, pero no ha sido así.  Un cambio dificultoso, además, tanto por la visión social del déficit que se continúa teniendo, como por las tendencias homogeneizadoras de la tradicional legislación educativa española.

 

¿Qué hacer?: Análisis y reflexión sobre lo que hacemos

 

En el año 2000, T.Booth y M.Ainscow, desde el Centre for Studies on Inclusive Education (CSIE), de Bristol en UK , diseñaron una guía que ha sido, y es, referente en el mundo para desarrollar procesos de inclusión en educación: Index for inclusion.
Esta guía establece tres ámbitos donde las comunidades educativas pueden revisar sus elementos para analizar y comenzar la transformación, si procede, en un centro inclusivo:

I Cultural. La guía nos invita a preocuparnos por crear una comunidad escolar segura, acogedora, colaboradora y estimulante, en la que cada uno pueda sentirse valorado.
II Política. La guía nos orienta, mediante los descriptores oportunos, a elaboración de políticas inclusivas de centro, vinculadas a la innovación y el desarrollo del mismo y al objetivo meridiano de que mejore el aprendizaje y la participación de todo el alumnado.
III Prácticas. Este documento nos oriente al desarrollo de prácticas inclusivas que sean reflejo de la cultura y las políticas desarrolladas por el centro educativo.

Prácticas que tenderán a promover, no sólo la presencia y la participación de todo el alumnado en las dinámicas de aprendizajes establecidas, sino que promuevan y apunten hacia  el aprendizaje y la promoción de todos ellos: en la escuela, cabemos todos.

 


Educar es incluir: la revolución

 

La revolución que haga posible la inclusión tiene que afectar al corazón mismo del sistema educativo. Educar es incluir. Una desafío que conlleve tanto una transformación de currículos, estrategias organizativas y culturas educativas, ancladas en los siglos pasados, como un potente desarrollo innovador que potencie mucho más una estructura educativa amplia y flexible, que posibilite la creatividad docente, la autonomía organizativa y  la apertura de los aprendizajes al tejido bio-contextual que los constituye.

Hablar de inclusión y educación es reflexionar  sobre cómo transformar los sistemas educativos a fin de que se conviertan en espacios acogedores, libres de barreras de ningún tipo... amigables para todos. Espacios educativos  que permitan de todo el alumnado, más allá de sus características concretas.  poder educarse..es decir, desarrollarse como individuo inacabado que es.


Prerrequisitos para hacer  posible la escuela inclusiva

 

  • Resituar la escuela donde le corresponde, como una “comunidad de aprendizaje” al servicio de la propia comunidad.
  • Replantear un currículum común, que sea realmente común, es decir, válido  para todo el alumnado.
  • Programar la enseñanza para que todos puedan aprender-
  • Fomentar la autonomía del alumnado: las estrategias de autoregulación del aprendizaje.
  • Organizar el trabajo en el aula de modo que los alumnos puedan aprender unos de otros:

Adaptados de Pujolás 2003
 

 

 

La práctica: Metodologías Activas e Inclusivas

 

La inclusión también tiene que ver con ofrecer calidad. Hoy mismo, un twitero  argumentaba que "la educación inclusiva como dogma es ineficaz", como si fuese una religión o credo.
La inclusión educativa es una forma de sentir, vivir y hacer , Una manera de gestionar la riqueza de la diversidad, Una riqueza que sólo podremos considerarla como predictor de calidad, si es eficaz para la mejora de logros, o lo que es lo mismo, si es mejor para que todos puedan aprender juntos.
Así, para una buena gestión de la diversidad y hacer de la inclusión una visión irrenunciable, es preciso, elegir metodologías que aprovechen esa diversidad, que la aportación diversa y rica sea un potente recurso para que todos aporten y todos aprendan.
De entre todas las posibles, he elegido, para terminar este post, las organizaciones de aula y las metodologías activas más valoradas, por la mayoría de  autores y maestros, como idóneas para hacer una realidad el sueño de la inclusión.

  • EL APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS. El trabajo basado en proyectos se articula en base de los interrogantes que formula el alumnado. Cada nuevo interrogante puede constituir un nuevo proyecto y éste a su vez un nuevo aprendizaje. Esta forma de organizar la enseñanza-aprendizaje implica asumir que los conocimientos escolares no se articulan para su comprensión de una forma rígida, en función de unas referencias disciplinares preestablecidas y de una homogeneización de los individuos y de la didáctica de las disciplinas. 
  • LOS MÉTODOS DE APRENDIZAJE COOPERATIVO. Son estrategias de carácter organizativo y didáctico. De una parte organizan al alumnado por medio de pequeños grupos de trabajo a la hora de trabajar. Por otra el modelo de aprendizaje se realiza desde una perspectiva cooperativa. Consiste, fundamentalmente, en que los alumnos se ayuden para aprender trabajando en equipos reducidos. El grupo cooperativo permite que la adquisición de conocimientos sea compartida, fruto de la interacción y cooperación entre los miembros del grupo, por lo que resulta muy positivo para que el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo pueda aprender y autorregular sus procesos de aprendizaje. 
  • LA ENSEÑANZA MULTINIVEL. El diseño de actividades multinivel constituye otra forma de atender la diversidad en el aula porque posibilita que cada alumno encuentre, respecto al desarrollo de un contenido, actividades acordes a su nivel de competencia curricular. La enseñanza multinivel trata de dar respuesta a la diversidad de niveles. Las claves de este procedimiento está en la multiplicidad en la formas de aprender (estilos de aprendizaje), el desglose de actividades en distintos niveles (de más simple a más complejo) y en las formas de evaluar (utilizando variedad de técnicas e instrumentos). 
  • LA ENSEÑANZA COMPARTIDA O CO-ENSEÑANZA DE DOS PROFESORES EN EL AULA ORDINARIA. Dos profesores enseñan juntos y comparten la responsabilidad docente. Esta alternativa supone el aprovechamiento de los recursos personales del centro (profesores de apoyo, profesores de pedagogía terapéutica, profesores de compensatoria...) en el aula ordinaria. Un aspecto esencial en este metodo es que los profesionales participan en la enseñanza en condiciones de paridad o igualdad. Se establece durante un periodo de tiempo concreto todos los días, o ciertos días semana. Los profesores son corresponsables de la actividad docente: programan, realizan y evalúan conjuntamente. Reconocimiento de sus fortalezas y debilidades de manera complementaria. Los profesores en parejas se observan entre sí como medio para mejorar desarrollo profesional

 

 

 

...

Fernando Trujillo Sáez aprende por todos lados. Lee y escribe donde puede. Habla donde le dejan. Le gusta escuchar. Enseña en la Universidad de Granada. Enreda y crece en @conecta13.

La lista de proyectos de los que aprende es EXTENSA

Los títulos, experiencias, investigaciones y todo lo demás que compone su CV es INNUMERABLE

Cuando sus INTERMINABLES ocupaciones se lo permiten REFLEXIONA en su blog

 

 

NOTAS PARA CONVERTIR UN CENTRO EDUCATIVO EN UN ESPACIO LIBRE DE LIBROS DE TEXTO

 

Paso 1: Compartir una visión

Los docentes tenemos tres fuentes experienciales, fundamentalmente, para configurar nuestra teoría de la enseñanza, esa base de conocimiento solo parcialmente explícito que subyace y da sentido a nuestra manera de enseñar. Esas fuentes son nuestra experiencia personal como estudiantes, nuestra formación inicial relacionada con la educación (en el caso de aquellos docentes que la hayan tenido) y nuestra propia práctica educativa. A partir de estas tres experiencias, junto con las lecturas que realicemos, el contacto con otros docentes y el conocimiento que tengamos de experiencias distintas de la propia, cada docente configura su particular manera de enseñar y de entender la educación.

 

Pues bien, en buena parte de esas experiencias el libro de texto tienen una presencia importante. Muchos de nuestros recuerdos infantiles y juveniles están ligados a libros de textos y muchas de nuestras prácticas educativas han sido mediadas por libros de texto. En este sentido, el libro de texto es un símbolo claro de nuestro pasado educativa personal, y con frecuencia tendemos a mixtificar y a mitificar nuestro pasado.

 

Por ello, el primer paso para declarar una escuela como espacio libre de libros de textos es compartir entre todos los miembros de la comunidad educativa una visión clara del tipo de educación, de aprendizaje y, consecuentemente, de enseñanza que queremos desarrollar y que, entonces, nos planteemos seriamente qué papel juega en esa visión el libro de texto. Para ello el diálogo y el consenso son el punto de partida, como son siempre la base para cualquier proceso de innovación educativa que aspire al éxito.

 

Paso 2: Curar contenidos

Si el centro va a prescindir del libro de texto como guía para el aprendizaje, es necesario concentrar nuestros esfuerzos en realizar un proceso de curación de contenidos de calidad. Es decir, tendremos que diseñar buenas preguntas para guiar el aprendizaje, localizar fuentes de información fiables, gestionar la información para hacerla manejable y para encontrar datos e ideas relevantes, procesar la información para resolver las preguntas de aprendizaje y para elaborar un producto final que recoja las conclusiones que se hayan alcanzado en el proceso.

 

Este proceso implica contar con estrategias, destrezas y herramientas que hagan de la curación de contenidos una tarea asumible y factible. Quizás el mejor consejo en este sentido es que, antes de eliminar los libros de texto, la comunidad educativa se dote de una rutina de curación de contenidos en la cual el flujo de información transcurra con normalidad dentro del claustro, entre el profesorado y los estudiantes y entre el centro y las familias. Cuando la curación de contenidos sea una práctica normalizada dar el salto a prescindir del libro de texto no será hacer el salto del ángel en el vacío.

 

Paso 3: Practicar los infinitivos

En una conferencia reciente (septiembre de 2016) tuve la suerte de escuchar a Roser Batlle exponer una serie de infinitivos que facilitan la tarea de diseñar proyectos de Aprendizaje-Servicio. Sin embargo, creo que esa lista de infinitivos puede ser extensible al diseño de cualquier proyecto en el marco del ABP (aprendizaje basado en proyectos) e incluso a las prácticas colectivas e individuales que se pueden adoptar en un centro libre de libros de texto.

 

Estos infinitivos para el diseño de proyectos son los siguientes: (1) transformar una experiencia previa de aprendizaje; (2) copiar un buen proyecto; (3) sumarse a un proyecto que ya se esté desarrollando; (4) ofrecerse a entidades y colectivos que gestionen proyectos educativos y (5) mapear necesidades y oportunidades del entorno que puedan ser afrontadas desde un proyecto de aprendizaje. Con este catálogo de infinitivos (a los que podríamos añadir los clásicos cortar y pegar) podemos reducir la ansiedad inicial cuando abandonamos el libro de texto y nos enfrentamos a la página en blanco: no es a través de nuestra (supuesta) genialidad individual como debe responder al reto de la enseñanza sin libro de texto sino por medio de nuestra inteligencia colectiva y sus productos colaborativos.

 

Paso 4: Revisar críticamente nuestras prácticas y materiales

Hacer de la escuela un espacio libre de libros de texto no puede tener como objetivo sustituir un material de calidad por unas fotocopias ilegibles, como denunciaba en junio de 2015 Michael Wilshaw[1], inspector jefe de la Ofsted británica. Ni tampoco puede contribuir a que en lugar de una secuencia didáctica pensada con esmero involucionemos a prácticas ineficaces. Si abandonamos el libro de texto tienen que ser para ofrecer una experiencia de mayor calidad, no peores prácticas y materiales.

 

En este sentido, es absolutamente necesario mantener un nivel alto de autocrítica hacia nuestras prácticas educativas y nuestros materiales. Nuestra efectividad como docentes pasa, en este sentido, por disponer de unos estándares de calidad ampliamente consensuados dentro del claustro para nuestras prácticas y nuestros materiales y que estén en línea con los objetivos establecidos, con las competencias que se deseen desarrollar y con las estrategias de evaluación que se vayan a poner en funcionamiento.

 

Paso 5: Usar herramientas y artefactos digitales

Una de las fuerzas motrices para la creación de espacios educativos libres de libros de textos es la incorporación de la tecnología e Internet al ecosistema educativo. Obviamente, sin ordenadores e Internet también se puede prescindir del libro de texto - tenemos muchos antecedentes y ejemplos en este sentido - pero es mucho más sencillo cumplir con eficacia algunos de los pasos anteriores (curación de contenidos, estándares de calidad, etc.) si contamos con la tecnología adecuada.

 

Así pues, para hacer del centro un espacio libre de libros de texto puede resultar de gran ayuda que seamos capaces de definir las actuaciones que queremos realizar en nuestra experiencia de aprendizaje y, a partir de ahí, que establezcamos qué artefactos digitales queremos crear y qué herramientas necesitaríamos. Para ello tendremos que considerar el nivel de competencia digital de los miembros de la comunidad educativa implicados y los recursos materiales (dispositivos, conexión, espacios) con los cuales contamos - asumiendo que la primera crece en el propio proceso de asumir nuevos retos y que los segundos nunca son los ideales pero sí tenemos que aspirar a que sean los suficientes para que la experiencia de aprendizaje sea satisfactoria.

 

Paso 6: Integrar el currículo

Una de las críticas fundamentales a los libros de texto es la contribución que han realizado a la compartimentalización del conocimiento en asignaturas estancas. En contrapartida, la definición del centro educativo como espacio libre de libros de texto debe aspirar a la integración del currículo superando así la división del mismo en materias, en casillas del horario y en materiales (aparentemente) mono-temáticos.

 

En este sentido, integrar el currículo supone una importante labor de colaboración entre distintos profesionales de la educación, y entre estos y otros agentes educativos externos al centro. Vincular las matemáticas y la física implica que diversos docentes trabajen juntos para acercar posturas, leer juntos el currículo, diseñar situaciones de aprendizaje conjuntas e incluso para localizar en el entorno a profesionales que a través del conocimiento de ambas materias resuelva problemas de la vida real.

 

Paso 7: Confiar en el proceso

¿Será sencillo hacer del centro educativo un espacio libre de libros de texto? No. ¿Será posible conseguirlo? , sin duda, pues muchos otros centros lo han conseguido en el pasado y están en ese camino en la actualidad: podemos, en este sentido, confiar en el proceso.

 

No obstante, ¿merece la pena? Todos los indicios parecen indicar que sí, pero debemos estar alertas ante la más mínima posibilidad de no estar ofreciendo una educación de calidad por haber abandonado los libros de texto. Si vamos a hacer lo mismo o incluso algo peor, no es necesario cambiar nada.

 

Solo si ponemos todo nuestro empeño en realizar una oferta educativa de calidad a nuestros estudiantes debemos acometer este reto: nuestra profesionalidad está en juego, sí, pero sobre todo lo que nos jugamos es la ocasión de ofrecer a nuestros estudiantes una experiencia deplorable o una experiencia memorable. Esa es la responsabilidad que debemos afrontar en la decisión de hacer de nuestro centro un espacio libre de libros de texto.

 

[1] http://www.independent.co.uk/news/education/education-news/ofsted-chief-attacks-schools-that-give-pupils-worksheets-rather-than-books-to-take-home-10321792.html

 

 

...

Es inclusivo. Cada cuál accede al aprendizaje desde sus necesidades y sus destrezas. Se generan sinergias entre las personas incrementándose el reconocimiento y la confianza entre los miembros del grupo.

 

No es cómodo. Esta manera de hacer escuela es de todo menos cómoda. Hay ruido en clase; se habla, se discute, se comparte. Hay movimiento, siempre hay gente que va y viene de algún sitio, dentro y fuera del aula.

 

Es exigente. Las familias se implican, se comprometen con la educación de sus hijos y esto incluye su presencia habitual en la escuela. Los maestros y profesores hemos de trabajar más, sobre todo de otra manera. Hay que actualizarse permanentemente, hay que tener unos conocimientos tecnológicos, básicos como mínimo, para moverse con solvencia por la red. Hay que compartir con los compañeros los descubrimientos para generar un cambio homogéneo en la escuela.

 

Uso de la tecnología. Sin excusas en la escuela actual.

 

Es muy satisfactorio. La motivación viene dada con la metodología activa que proporciona aprendizajes relevantes para los alumnos y conectados con sus intereses.

 

Es divertido. Se vive y se convive en un aula en acción. Se comparte, se conversa, se discute, nos movemos. No es preciso estar sentado en la silla trabajando sobre la mesa y en el libro; se genera el aprendizaje ubicuo; se trabaja en cualquier lugar y se utilizan diversos instrumentos de aprendizaje.

 

Esta metodología sin libros, donde los y las alumnas son los protagonistas de su aprendizaje, hace que estén presentes y comprometidos física, intelectual y emocionalmente.

 

 

 

...

Autor/es: sara cervellera

Autor/es: sara cervellera

Omar Fernández García-Jove @omarfgj

 

Ingeniero Técnico Industrial Electrónico. Profesor de Educación Secundaria Obligatoria de Tecnología desde 2002. Asesor Técnico Docente TIC en dos Centros del Profesorado y de Recursos de Asturias durante varios años. Autor de cursos para formación a distancia. Coordinador de cursos on-line varios año. Tutor cursos on-line durante varios años en Educastur. Tutor de on-line en el IAAP. Dinamizador Mooc del INTEF. Tutor de cursos on line del INTEF. Autor de material digital para libros de texto de tirada nacional. Formador de responsables TIC. Coordinador de proyectos de  centro sobre metodología con dispositivos móviles. Coordinador y ponente en la formación del profesorado del IES Universidad Laboral de Gijón. Coordinador y dinamizador de varios equipos, en los diferentes centros de destino, en la competición de robótica First Lego League durante varios años. Obteniendo premios tanto regionales como nacionales.

 

Ponencias sobre:

 

  • Aplicaciones para el trabajo cooperativo
  • Software para la implantación de metodologías creativas en el aula
  • Metodología para el uso de dispositivos móviles en el aula
  • Cuadernos digitales
  • Creación, manejo y puesta en marcha de una Televisión Educativa
  • Creación, manejo y puesta en marcha de una Radio Educativa
  • Realidad aumentada en la educación
  • Charla en el CITA (Centro internacional de Tecnologías Avanzadas) (http://youtu.be/nOJCNOZOdCY)
  • Taxonomía de Bloom aplicada al trabajo con Dispositivos móviles

 

Colaborador del blog del periódico El Comercio digital

 

 

Articulo en Educ@conTic sobre Robótica Educativa

http://www.educacontic.es/blog/robotica-educativa-y-programacion-una-realidad-en-nuestras-aulas-o-simple-ficcion-omar

 

Artículo para Conecta13

http://conecta13.com/conecta13-expandido/el-misterio-del-abp/

 

¿Y tú? ¿Qué has hecho el primer día de clase?

 

 

 

Voy a contaros como transcurrió, el pasado 16 de septiembre, mi primer día de clase del curso 2016/17. Sucedió en Gijón, más concretamente en el Ies Universidad Laboral donde comenzaba a impartir la asignatura de Tecnologías en 4 de ESO.

 

En este mes todo vuelve a la rutina, exámenes de recuperación, evaluaciones, los compañeras y compañeros con la piel un poco más morena, los nervios habituales, las ganas de empezar, y sobretodo la ilusión por no hacer lo mismo del año anterior, si no por hacer algo memorable, como diría un buen amigo mio.

 

El nuevo curso estaba a nuestras puertas, éste comenzó el pasado jueves día 15, y yo saltaba a la cancha a, las 11:30 horas. Caminaba por el largo pasillo de mi centro, con mis ganas de siempre y desbordando adrenalina. Lo hacía a paso ligero, creo que avanzar tranquilamente no está entre mis habilidades, je je je.

 

La cuarta sesión de la mañana comenzaba cuando llegué a mi aula. A mi llegada todavía no había ningún cliente, estoy seguro que en estos primeros días se hacen más los remolones de lo normal, cuesta romper la desconexión del verano. Es normal, nos cuesta a todas y todos, y a nuestro alumnado un poquito más.

 

La primera alumna, con gesto de vergüenza o quizás de pereza, asomó por la puerta. La invité a pasar, era una de las alumnas que nunca había tenido en mis aulas. Mi objetivo, con ella y con sus compañeras y compañeros, era hacer que este año fuera inolvidable académicamente hablando. Quería dejar mi huella docente en grupo, e intentar transmitir el ABP que corre por mis venas a esas personitas que estaban entrando.
Poco a poco todas y todos fueron ocupando sus sitios alrededor de las grandes mesas, para trabajo cooperativo, que forman el aula taller de tecnologías. Un total de 17 chicas y chicos, un número perfecto para disfrutar de esta maravillosa profesión, formaban mi grupo-clase. Tragué saliva y comencé a dialogar, explicar, compartir y aprender.


Inicié presentándome, aunque la mayoría ya me conocían:
Mi nombre Omar Fdez, profesor de tecnologías, aficionado al radio control, la robótica, los dispositivos móviles, los deportes e innovar cada día en mi aula. Para romper el hielo les dije que hicieran lo mismo, pero añadiendo una explicación del por qué habían escogido tecnología, ya que es optativa en 4º de la ESO.
Uno a uno los allí presentes, estaba Alba, Daniel, Illán, Diego, María, Lucía etc. fueron presentándose y hablando de sus hobbies y preferencias. Aparecieron multitud de aficiones, móvil, deportes, la lectura, los juegos, la programación, los museos, etc. Jo había de todo, y eso es lo bueno, en la variedad está el gusto. Parece el anuncio de Cadena Díal.

 

Entre las razones para elegir Tecnologías había también multitud de respuestas,: que si porque estudiarían ingenierías, porque era la que le mandaron en casa, porque les gustaba la robótica, etc. Todas las respuestas válidas y dignas de agradecer.

 

El tiempo pasaba, y tocaba la parte más rollo para el alumnado, ¿o puede que no lo sea tanto? El leer los contenidos, estándares de aprendizaje, instrumentos de evaluación, criterios de calificación, etc. siempre se ha convertido una tortura para todos, los que leemos y los que los escuchan. ¿Se puede hablar de todo esto sin morir en el intento?

 

La respuesta es sí. Debemos entregar dar más participación a nuestro alumnado. Ellas y ellos son responsables de lo que aprenden, deben estar al mando de su aprendizaje, y por lo tanto es necesario que comprendan y entiendan todo lo que se les cuenta y que posteriormente tendrá como resultado la nota final. Es decir, deben entender la finalidad de los bloques que se les va a explicar, los contenidos que se van a tratar, los estándares que se les van a exigir, y por supuesto como se van a utilizar las rúbricas en el proceso de evaluación. El secreto está en escucharles, compartir con ellas y ellos las decisiones. Ellos son el reflejo de lo que enseñamos, así hay que tenerlos muy en cuenta en cada momento.

 

El siguiente paso fue preguntar qué opinaban al respecto, creo que ahí les sorpendi bastante. No están acostumbrados a esas preguntas, a sentirse partícipes de lo que acontece en las aulas. Y es precisamente en estas charlas donde se siente el potencial de ese feedback tan poderoso en nuestra profesión.

 

Me pidieron que desaparecieran los exámenes, dar más valor a la asistencia y al comportamiento en clase, etc, y el resto de reivindicaciones que hemos escuchado año tras año. No pude evitar sonreír cuando me pidieron que punturara el acudir a clase, a lo que respondí con otra pregunta ¿pero no es obligatoria la asitencia?  y entonces también se rieron.

 

Ya estaban donde quería, negociar la nota hace que hasta el más dormido abra los ojos, y fue como en los siguientes minutos nos pusimos de acuerdo para repartir porcentajes y responsabilidades. He de confesar, que terminaron siendo los que ya estaban marcados en la programación. Pero el efecto placebo-participación, resultó ser una dinámica buenísima.

 

El tiempo voló ante nuestros sentidos y el timbre nos coartó para seguir disfrutando de compartir ideas y puntos de vista. Nos emplazamos hasta el día siguiente que casualmente que también teníamos clase.

 

 

Eran las 9:10, la segunda hora comenzada en este largo primer viernes del curso. Todas y todos tomaron asiento rápidamente. Antes de pasar a plantearles el reto, proyecto, guión de viaje, dirección a tomar, etc. Debíamos realizar la evaluación inicial.

 

Todos preparadas, listos y a sacar los teléfonos móviles, les dije enérgicamente. Hicimos un Kahoot para conocer los conocimientos previos. Y también añadí, -os daré la clave de la wifi del centro-. Los murmullos no pasaban desapercibidos, y comencé a entregar un ticket a una de las alumnas y alumnos allí presentes. No se lo podían creer, que profe mas enrollado pensaban, les estaba dando el secreto mejor guardado del centro, la contraseña de la wifi. He de aseguraros que se decepcionaron un poquito cuando vieron que el ticket era solo de una hora, ji ji ji.

 

En aquel juego convertido en aprendizaje, resultó una vez más una experiencia mágica. Charlar, compartir y explicar las soluciones a la preguntas que se habían plantearon permitió trabajar, aprender y divertirse simultáneamente. Por eso me encanta utilizar kahoot, y creo que a nuestro alumnado le motiva y ayuda muchísimo.

 

Era el momento de dar un paso más, les planteé lo siguiente: debían encontrar un proyecto que permitiera trabajar todos los bloques de la asignatura (robótica, neumática e hidráulica, instalación en la vivienda, electronica, etc). Es decir, quería que desde el minuto 1 se empaparan de ABP, deseaba que entendieran que el mundo se mueve por proyectos, la vida es un precioso proyecto-aventura. Y por lo tanto, la escuela también debe hacer lo mismo, debemos basar el aprendizaje de nuestro alumnado en proyectos.

 

Una tormenta de ideas estalló en nuestro aula, anotaron cada sugerencia en un post-it y las iban pegando en el centro de las mesas. Charlaban, defendían sus ideas, argumentaban entre sus compis, cada una de las 4 mesas debía hacer una propuesta única del grupo, que cumpliera la exigencia. Quería que consiguieran encontrar un proyecto para todo el año. YO os preguntaréis ¿lo lograron?

 

Pues no puedo deciros nada, porque el timbre volvió a sonar más rápido de lo que esperábamos. Los minutos se nos pasaron volando y el final de la clase llegó.

 

Concluyo asegurando que todo va viento en popa y las expectativas generadas auguran un buen futuro para este curso. El hecho de que sean ellas y ellos quien estén eligiendo el proyecto suma un plus muy importante a la hora de ponerlo en marcha. La motivación y el buen ambiente en el grupo son excepcionales y os animo a creer en la magia de la Educación. Es la mejor profesión del mundo, la más exigente y también la más gratificante.

 

En este punto del camino estoy y hasta aquí os puedo contar. No dejéis de ver los siguiente capítulos, todo lo divulgaré a través de este blog o en http://iulabtv.blogspot.com.es/

 

Un saludo y que el ABP os acompañe.

 

 

 

...

Jacinto Molero Merino

 

Maestro de escuela, me gusta como suena. Sigo convencido que la educación es la mejor forma de mejorar el mundo.

 

Docente de primaria en el colegio San Fco de Sales, Salesianos-Córdoba.
Actualmente tutor de 3º de E.P. Con 12 años de experiencia en 5º y 6º de primaria donde he introducido el aprendizaje cooperativo con diversas metodologías como role playing, flipped classroom y aprendizaje por proyectos.

 

Promotor de la experiencia educativa Marea Inclusiva que persigue desde el paradigma de escuela inclusiva el protagonismo real del alumnado en su proceso de aprendizaje y la elaboración progresiva de su entorno personal de aprendizaje (PLE).

 

Formador en cursos y seminarios sobre metodologías activas, aprendizaje cooperativo, competencia digital y trabajo por proyectos (ABP) en varios centros de formación del profesorado, Córdoba (CEP Luisa Revuelta) Peñarroya (CEP Sierra) y CEP Priego-Montilla.

 

Asesor pedagógico en Córdoba del proyecto “Diqs, La radio en la escuela” de ámbito nacional en colaboración con Cadena Ser y promovido por el periodista Toni Martínez

Community manager y miembro del equipo coordinador de la plataforma educativa "Trasteando en la escuela" espacio colaborativo de difusión sobre prácticas de innovación educativa de profesorado y centros (@atrastear)

 

Miembro del grupo coordinador del proyecto colaborativo “Tertulias con sabor a chocolate” premiado con la peonza de bronce el pasado 11 de junio de 2016 en la final nacional de Blogs educativos Espiral Edublogs @edublogsespiral en la categoría de colectivos docentes.

ENTREVISTA en el Diario de Córdoba Jacinto Molero MAESTRO DE PRIMARIA DEL COLEGIO SALESIANOS : "Las escuelas deben convertirse en lugares abiertos para aprender"


Puedes conocer algunas de mis experiencias educativas en este canal:

 

    https://www.youtube.com/channel/UC8vcUfnWsQiUzKntAQH6wWQ



 

RE-LATA TU PAISAJE, naturaleza y aprendizaje

 

A lo largo de este curso que termina en el segundo ciclo de educación primaria de nuestro colegio Salesianos-Córdoba hemos realizado varios proyectos con el alumnado.

Uno de ellos lo denominamos, Re-LATA tu paisaje.
Este proyecto se organizó para el área de Ciencias Sociales en tercero de primaria en tres cursos.

RE-LATA TU PAISAJE 

Consistió en una secuencia de tareas en torno a una unidad de relieve, paisaje de costa o interior. El producto final fue una exposición itinerante con el resultado de los trabajos del alumnado donde expusieron su "paisaje" realizado en una lata, envase, recipiente, contando una historia inventada, incluyendo en ella la definición del paisaje que se les ha asignado ( isla, depresión, lago, montaña,etc) y que esa misma historia en su contenido hablase de forma significativa sobre una situación de contaminación o reciclaje que previamente debían haber investigado.



En esa presentación del producto final además de durante el proceso fuimos evaluando mediante diferentes instrumentos como: listas de control, diarios de aprendizaje y rúbricas.



La forma de agruparlos fue en grupos cooperativos base ya que durante todo el curso han estado así. Cada uno de los miembros tenía un objetivo diferente y en determinados momentos del proceso compartían conocimientos.



Este segundo proyecto ( el anterior "Mi primera e-lección Learning" sobre el proceso electoral fue su "bautizo" ) ha sido una experiencia muy enriquecedora en los tres cursos que se ha realizado



La evaluación que hemos realizado los tutores: Miguela Lucena, Conchi Muñoz y el que escribe ha sido muy positiva, el alumnado ha desarrollado competencias y su aprendizaje siendo protagonista del proceso ha sido profundo.



No puedo dejar de mencionar también a María Jesús Gámez, Esperanza Castillo y Jesús Olmo tutores de cuarto de primaria que junto a los de tercero durante el resto del curso hemos planteado de forma coordinada tareas integradas, teatros y proyectos desde la estrategia cooperativa que nos animan y reafirman en la convicción de que Juntos somos mejores.

 

En el genial.ly puedes ver los documentos que han formado parte del proyecto.

 

...