19/07/2024
Aprender hábitos alimenticios

Aprender sobre hábitos alimenticios redundará en beneficios para tu familia. Conoce por qué

Sabemos que como mamá tu familia es tu prioridad número uno, pero esperamos que nunca pierdas de vista que para poder darles lo mejor, primero debes cuidar de ti misma y crear un estilo de vida saludable y sostenible.

Siempre quieres hacer lo mejor para tu familia y esto incluye, entre muchas otras cosas, darles una alimentación sana, nutritiva y deliciosa. Por eso, en este artículo te explicaremos por qué aprender sobre hábitos alimenticios saludables redundará en excelentes beneficios para tu familia.

Pero, además, también hablaremos de otros hábitos propios de un estilo de vida saludable que debes considerar adoptar para que te conviertas en una mamá fitness y tu familia se conserve sana y feliz. ¡Empecemos!

¿Qué es un estilo de vida saludable?

Comencemos por enfocarnos en ti. Queremos que conozcas qué hábitos constituyen un estilo de vida saludable y que identifiques cuáles ya tienes incorporados en tu cotidianidad y cuáles necesitas empezar a practicar para tener más salud, bienestar y energía.

Un estilo de vida saludable es un conjunto de comportamientos o actitudes cotidianas que se realizan para mantener tu cuerpo y mente de una manera adecuada.

Conoce a continuación algunos aspectos fundamentales para que construyas un estilo de vida saludable para ti y tu familia.

Mejora tu dieta

Una alimentación balanceada es una de las claves para lograr un estilo de vida saludable. Debe ser una prioridad alimentar el cuerpo con la comida adecuada para mantener una salud óptima. Te recomendamos planear el menú de cada semana, incorporando alimentos sanos y nutritivos, además de tener en cuenta los tiempos de la comida. Hablaremos en profundidad de este tema más adelante.

Haz ejercicio

Ningún estilo de vida saludable está completo sin la actividad física porque ayuda a mejorar la salud, te brinda más energía y mantiene el cuerpo en forma. En el universo del deporte hay muchas opciones, puedes elegir caminar, ir al gimnasio, practicar algún deporte o hacer alguna rutina en tu casa, lo importante es que encuentres algo que te guste para que así esta práctica sea sostenible en el tiempo y puedas construir el hábito en tu vida.

Duerme bien

Sabemos que la labor de una madre puede llegar a ser agotadora, pero sin importar las circunstancias, un buen descanso es la clave para mantenerte saludable y evitar el estrés, la irritabilidad y la ansiedad. Por lo general, se recomienda dormir entre 7 y 8 horas para que el sueño sea reparador. Procura cumplir con este hábito y verás la mejoría en muchos aspectos de tu vida.

Toma abundante agua

El consumo permanente de agua es indispensable para mantener un estilo de vida saludable. Este importante líquido aumenta la velocidad del metabolismo, alivia problemas digestivos y evita enfermedades respiratorias. Además, repone los tejidos de la piel y la hidrata, devolviéndole la juventud y vitalidad.

Hábitos alimenticios saludables

Como lo prometimos, ahora ahondaremos en los hábitos alimenticios y su importancia para ti y tu familia.

Los hábitos alimenticios son la manera en la que seleccionas, preparas y consumes los alimentos a diario. Estos se ven influenciados por el tipo de nutrientes que tu organismo puede digerir, el acceso a los alimentos (disponibilidad y capacidad adquisitiva) y tu nivel de educación alimenticia.

Alimentarse sanamente contribuye a la calidad de vida, previene o atenúa problemas de salud física, mejora la salud mental, brinda energía y mejora el aspecto físico. Conoce a continuación, algunos consejos que te servirán para crear hábitos alimenticios saludables.

Consume alimentos con sodio de forma moderada y evita las grasas trans o saturadas

Disminuir el consumo de sal y sodio beneficia a tu sistema cardiovascular. Este elemento puede reemplazarse con hierbas, especias y condimentos en tus recetas para que queden deliciosas sin necesidad de elevar el consumo de sodio.

Por otro lado, las grasas trans obstruyen el flujo sanguíneo, lo que puede provocar daños en ciertos órganos importantes. Te recomendamos que el consumo de grasas trans no supere el 10% de tu alimentación diaria; en una dieta de 2000 calorías esto es menos de 2.2 gramos.

Evita consumir azúcar en exceso

Está comprobado científicamente que disminuir el consumo de azúcar en los alimentos y bebidas trae muchos beneficios para la salud. Sabemos que para algunos desarrollar este hábito alimenticio puede ser complicado, así que sé paciente y comienza a integrar edulcorantes no calóricos en vez de azúcar, así como aumentar la ingesta de frutas en lugar de postres, de esta forma comenzarás a notar los cambios en tu cuerpo y te animarás a continuar con esta práctica.

Según la OMS, el consumo de azúcares en los niños no debe exceder el 5% de las calorías totales provenientes de los alimentos y en adultos el consumo no debe ser superior al 10% de las calorías.

Aumenta el consumo de fibra

La fibra es un nutriente que brinda múltiples beneficios como favorecer las evacuaciones normales, aumentar la saciedad, controlar los niveles de glucosa y disminuir los niveles de colesterol, por este motivo, este nutriente se asocia con la pérdida de peso y la reducción del riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer.

Aprende sobre hábitos alimenticios y beneficia a tu familia

Lo que esperamos que haya quedado claro con toda esta información es que al conocer sobre hábitos alimenticios lograrás una mejor calidad de vida para ti y tu familia. Por eso si te interesa este tema, eres una mamá fitness y quieres volverte una pro de los hábitos alimenticios, escuelas como FiveStars se antojan como una opción interesante. 

Te recomendamos mirar las five stars opiniones para conocer testimonios de alumnos reales que han estudiado sobre entrenamiento personal y nutrición deportiva. 

¡Ya no tienes más excusas para no comer de forma sana y saludable!

Compartir
Dejar un comentario

Biblioteca Escolar Digital