30/11/2022
recomendación de un libro

¿Cómo hacer la recomendación de un libro?

Los libros son interesantes, entretenidos y nos dan información. No obstante, hay un detalle: leer un libro completamente puede ser agotador y conlleva tiempo. Por lo tanto, las personas siempre suelen buscar recomendaciones. Desean saber si un libro: tiene el contenido que les interesa, si es fácil de leer, si todo el libro es de su interés (hay lectores que solo repasan algunos capítulos), así como la calidad estética de lo redactado.

Quizás, el ejemplo más parecido a esta recomendación es la llamada “reseña literaria”. A decir verdad, las reseñas y recomendaciones de libros son algo muy leído. Suelen aparecer en diversos formatos: en las tapas o primeras páginas de los propios libros, en revistas, así como en catálogos de librerías. Ahora, gracias al auge de Internet, estas recomendaciones navegan con gran regularidad sobre las páginas digitales.

Consejos para hacer la recomendación de un libro

Hay muchos errores al redactar estas recomendaciones. La primera equivocación es creer que es solo decir “de lo que trata el libro”. Esto es algo que puede hacer cualquiera, simplemente resumiendo los contenidos de capítulos o secciones. Igualmente, otra falla es que la recomendación sea solo “descriptiva”. Tal y como su nombre lo anuncia, se trata de una recomendación. Por lo tanto, se debe invitar y motivar a las personas a leer el libro en cuestión.

El trabajo de recomendar libros puede encasillarse en estrategias de marketing, o lo que ahora bautizan como copywriter. Para efectuar esta faena con éxito, se indican varias recomendaciones a continuación:

•Primero: leer el libro a recomendar

Algo lógico, pero que muchos no acatan. Se limitan a recomendar libros de los cuales han leído resúmenes, tan solo la introducción o un capítulo. El resultado es un texto que no cumple con la correcta descripción de aquello que se recomienda.

Estamos hablando de una recomendación honesta, completa y con una redacción académica o profesional. Por lo tanto, es absurdo recomendar un libro que se ha leído.

•Entender el género y tipo libro

No todos los libros son iguales, por lo tanto, no se recomiendan de la misma manera. No es igual recomendar un libro de poesía que otro de medicina. Tampoco son lo mismo las novelas que los cuentos, que los textos de teatro o los ensayos. En consecuencia, una de las primeras misiones es dejar en claro qué género y tipo de libro.

•La misión del libro: ¿para qué fue escrito?

Esto determinará el tipo de público, así como enfocar en la manera de que la gente se entusiasme a leer. No es igual un libro académico, que una novela. Los libros para estudiar importan gracias a su contenido. Para recomendarlos, hay que usar expresiones como: “¿Deseas aprender biología? Entonces, necesitas este libro para dominar los conceptos de esta ciencia”.

En cambio, una novela o un libro de poemas son leídos más por placer y entretenimiento. La recomendación apunta más a decir que “se pasarán entretenidas y magníficas horas leyendo esta historia”; o bien diciendo que las páginas del libro tienen los versos más hermosos.

•Saber al público al cual va la recomendación

Los libros suelen tener lectores específicos. Un texto de historia se destina a gente que le gusta investigar. En cambio, un libro de poesía es para un lector que disfruta del placer estético de las palabras. Igualmente, hay libros sobre historia del arte con infinidad de láminas de colores; que son más orientados para un público más visual, no gente tan interesada en “leer” sino en “ver”.

Otro caso es el de los libros infantiles. Por supuesto, la recomendación debe ser entendida por los más pequeños. No obstante, la realidad es que tal recomendación va dirigida a un público adulto: los padres o maestros que escogen qué libros dar a los niños. Hay que saber quiénes leerán la recomendación, escribiendo justo para ese público.

•Destacar la característica o aporte medular del libro

Todo libro tiene un aspecto esencial, que lo hace único. Es necesario hacer un esfuerzo y expresar esa singularidad. No hay que olvidar que la oferta de libros es mucha, tanto en formato impreso como digital. La gente tiene la impresión de que existen manadas de libros, que todos son iguales o muy parecidos. Por eso, es necesario que el libro que se recomienda tenga algo que lo haga “diferente”.

•Mencionar la estructura del libro

Esto es muy importante: la gente no solo desea saber de qué trata el libro, sino también “cómo es el libro”. Esto último abarca cuestiones como: cantidad de páginas, capítulos, decir si posee una introducción y conclusiones, si tiene un apartado con bibliografía, así como informar sobre la existencia de imágenes impresas. En ediciones específicas, mencionar detalles como: si el libro es de tapa gruesa o blanda, la editorial y tamaño del pliego.

•Decir con claridad los datos del libro

Muchas veces, se describe solo el contenido. No hay que olvidar que la información sobre un libro abarca también las circunstancias del texto. Es imperdonable no mencionar al autor, así como el año en que fue publicado el texto. Otros datos de interés es saber si han existido ediciones previas, la cantidad de ejemplares que existen (en caso de un tiraje reducido), así como la ciudad en que fue impreso por vez inicial.

•Decir lo que no es tan positivo del libro

Esto puede sonar un poco raro, pero es un excelente truco para que la recomendación suene honesta. Otro típico error es sólo anunciar que el libro es excelente, maravilloso y perfecto. Una recomendación llena de epítetos y admiraciones invoca suspicacias. Las verdaderas recomendaciones dejan en claro que es un libro real (no idealizado), por lo que puede tener sus pasajes no tan buenos. Empero, en el balance general el escrutinio del texto es positivo.

Resta decir que las recomendaciones de libros son muy solicitadas. En bibliotecas, librerías y en páginas de descargas digitales. La gente suele entender que leer todo un libro es una aventura, algo de largo aliento, por lo que antes desean saber si el esfuerzo de lectura vale la pena.

Compartir
Dejar un comentario

Biblioteca Escolar Digital