• Mié. Ene 19th, 2022

Biblioteca Escolar

Tu espacio de lectura y aprendizaje general.

¿Qué es una biblioteca virtual y cómo ayuda a tu institución?

Poradmin

Ene 7, 2022
biblioteca virtual

Las bibliotecas virtuales son cada vez más frecuentes. Son sitios de Internet donde no solo se consultan los datos de los libros, revistas o material informativo en general. Sucede que estos contenidos se visualizan o descargan, desde la comodidad del hogar o en cualquier dispositivo que tenga conexión web. El resultado es que ahora se puede revisar información, sin necesidad de trasladarse al edificio de la biblioteca.

En primera instancia, las bibliotecas online han debido lidiar con temas de derechos de autor. Por ejemplo, no pueden divulgar material sin aprobación de editoriales y autores. Además, las bibliotecas virtuales requieren de un marco legal diferente. En dado caso, ya todo se está ajustando para esta nueva modalidad de repositorios.

Las características de las bibliotecas virtuales

Ha costado mucho aceptar el nombre de biblioteca virtual. Se considera que el espacio digital es diferente al de una biblioteca tradicional. Sin embargo, cada vez hay más aceptación respecto al término biblioteca en el escenario online. Por eso, queremos mencionar algunas de las características de estas plataformas:

  • Contienen archivos digitales, los cuales se pueden leer en pantalla o descargar. Estos archivos están perfectamente clasificados en un fichero para consulta.
  • Son portales institucionales. No se puede llamar biblioteca digital a un block particular, a un cloud con gran cantidad de libros en PDF, o cualquier página web donde simplemente se descargan textos.
  • Son de talante académico. Por ejemplo, hay algunas páginas web donde se descargan y se pagan libros. No obstante, la finalidad de estos sitios digitales no es el conocimiento ni la información. Su verdadera intención es obtener ganancias permitiendo descargas a cambio de un desembolso.
  • Suelen ser especializadas. Se trata de bibliotecas que se enfocan en determinados temas: ingeniería, medicina, arte, etcétera.

Curiosamente, las primeras bibliotecas digitales no aparecen en instituciones educativas. Las universidades, escuelas o colegios han estado mucho tiempo fieles al modelo de la biblioteca física. En dado caso, las bibliotecas digitales iniciaron en instituciones como museos o en colecciones particulares. Posteriormente, han sido incorporadas a instituciones de otro tipo.

Las ventajas de una biblioteca virtual

Hay muchas razones para tener una biblioteca virtual en una escuela, universidad o facultad. Estas razones se incrementan en esta época de informática. Se añade que tienen las virtudes que indicamos a continuación:

  • Permite consultar material e información a distancia. No es necesario trasladarse hasta el edificio de una biblioteca para hacer una investigación. Los estudiantes tienen la oportunidad de trabajar desde sus hogares.
  • Ahorra los costes de sacar copias y reproducciones. El material se encuentra digitalizado, accesible en todo instante.
  • Los servidores de una biblioteca virtual suelen estar activos las 24 horas, todos los días. Muchas veces, los estudiantes requieren buscar algo en horas nocturnas o los fines de semana.
  • Para una institución, es más fácil mantener una biblioteca virtual que una física. Las bibliotecas con libros y material impreso obligan a tener espacio, mantenimiento de las colecciones, así como a mantener espacios con condiciones especiales de calor, humedad, etc.
  • Una biblioteca virtual es fácil de actualizar y ampliar. La llegada de nuevos libros impresos suele acarrear la necesidad de más estanterías y espacio, lo cual es innecesario en estas plataformas.

Por último, sucede que estas bibliotecas virtuales llegan a un público más amplio. Son más inclusivas, ya que personas de todo el mundo pueden revisarlas. Además, pueden ser rentables. Por ejemplo, para tener derecho a revisar estos sitios web se puede solicitar pagos y suscripciones.

Diferencias entre una “Biblioteca Virtual” y una “Biblioteca Digital”

Estos conceptos se suelen confundir. Sin embargo, ya han quedado claros en disciplinas como la bibliotecología y archivología. Incluso, para que un portal web pueda ser catalogado de biblioteca virtual necesita cumplir con ciertos requisitos, obteniendo de esta manera un ranking oficial. Veamos a continuación las diferencias entre ambos conceptos.

•Biblioteca Digital

Alberga condiciones de contenidos digitales, que son organizados y puestos a disposición del público en general. Tiene las mismas funciones básicas que una biblioteca tradicional, aunque su respaldo no es físico.

Estas bibliotecas pueden estar conectadas, o no, a la web. Por ejemplo, dentro de una biblioteca convencional existe un espacio con biblioteca digital. Ahí se tienen computadoras donde se hacen las consultas.

•Biblioteca Virtual  

La biblioteca virtual siempre tiene conexión a Internet. Además, emula los ambientes de una biblioteca tradicional. Por ejemplo, cuenta con salas de chat y lectura para que los usuarios intercambien opinión sobre la información que consiguen. Además, la biblioteca virtual debe tener asistencia: personas que responden preguntas, que guían a los usuarios, o les envían los links de información que están buscando.

Podemos decir que una biblioteca digital no es un respaldo de libros y material físico. En cambio, la biblioteca virtual no es un respaldo; es una biblioteca en sí misma. Tiene independencia de una biblioteca física, siendo así un nuevo tipo de espacio para repositorio de información. De hecho, muchos bibliotecólogos consideran que las bibliotecas virtuales son el futuro.

Algunos ejemplos de bibliotecas virtuales

Quizás, el concepto de biblioteca virtual parezca muy novedoso. No obstante, ya hay algunas que tienen años funcionando. Al ser las primeras, se han convertido en referentes que seguramente serán copiados en años por venir. Por eso, queremos mostrar una breve lista con bibliotecas virtuales exitosas de conocidas:

Biblioteca digital mundial (https://www.wdl.org/es/)

Comparta textos en varios idiomas, de manera gratuita. Es una interesante iniciativa, misma que ha permitido iniciar la primera biblioteca virtual con información de todo el planeta.

Biblioteca virtual Miguel de Cervantes (http://www.cervantesvirtual.com/)

Fue creada en 1999, siendo la más relevante en habla hispana. Su excelente catálogo abarca material histórico, hemerográfico, así como un interesante compendio de información multimedia. Es de las primeras que incorpora ayuda al usuario con lenguaje de señas.

Europeana (https://www.europeana.eu/es)

Tiene más de 2 millones de renglones en su catálogo, el cual tiene documentos traducidos en hasta 20 idiomas. Abarca temas de arte, ciencia, cultura, deporte y tecnología. Quizás, es la biblioteca virtual con el catálogo más extenso.

Como vemos, las bibliotecas virtuales empiezan a ganar aceptación. Se trata de una manera nueva, tecnológica y novedosa de consultar repositorios.

Deja una respuesta